1. all the fucking time

    occupation: the family disappointment

    (Source: overlypolitebisexual, via misguided-misanthrope)

     

  2. "I am sorry about the blood you taste in these poems. It was boiling, and I didn’t know where else to put it. On my best days, I am still a little angry. On my worst days, I am not sorry for it. I want you to listen closely to what I don’t want to say. If the sadness grabs you by the collar, don’t kiss her back. When you are no one else’s first choice, be your own. Forgive the broken winged birds for forgetting how to fly, and forgive the splintered boats for learning how to sink. I know I’m in no place to tell you any of this, but my hands needed to hold something, and this pen is all I had. Lately, I’ve been too much wind and not enough rain. All this sits inside of me, and I just knock things down. Nothing ever grows like it used to. Maybe I’m losing my mind, but I’m too busy searching for my pulse to notice. I am telling you this, so you don’t ever think it’s pretty. I need you to stop setting the things you love on fire. I need you to know that there are better ways to find light. I need you to know that there are better ways to find warmth."
    — Y.Z, A letter to my future self (via rustyvoices)

    (via livetolaugh-andlove)

     

  3. si existe alguien que viva lo que yo , dígame, que paso damos hoy?

    Estaba sola de nuevo caminado por los pasillos de la universidad, últimamente el andar sola por ahí me traía cierto placer que honestamente no recordaba a ver sentido antes.

    Al principio cuando note (no estoy segura de como en verdad paso, todos se alejaban o si era yo la que me alejaba de todos), que comenzaba a quedarme sola, me llene de miedo, no sabía en qué grado había yo provocado eso (tal vez era todo cosa mía).

    Tenía miedo, sí , pero al mismo tiempo sentí una especia de alivio, ya no tenía que hablar , reír o fingir que me agradaba lo que decían , que estaba de acuerdo con lo que pensaban o tener que dar mi opinión acerca de esto o lo otro, que si las estrellas , la gente , los compañeros,  la escuela , ellos siempre tenían una justificación para estar en contra del sistema y decir que estaban en lo correcto , como es que  todos necesitaban abrir su mente y experimentar, si no, jamás entenderían la grandeza del universo, y admito, muchas veces me encontraba de acuerdo con ellos , pero la mayoría me bastaba solo con seguir un poco la corriente para que me dejasen disfrutar del ambienten. Hasta que llegue al punto donde ya no me intereso más , lo que para mí era un pasatiempo, una distracción, un escape, para ellos se convirtió en un  todo , no pensaban o hablan de otra cosa que no fueran las drogas, quizá yo llegue al punto de ver lo que estaba dejando ir por otra realidad, entendí muchas cosas, hice grandes amigos, abrí mi mente y mis piernas, perdí miedos y perdí días enteros gracias a ellas , pero llegue al punto en que ya no me traían más placer y decidí pasar la página.

    Así fue como entendí como me aleje de ese “grupo” de amigos,  pero y los demás, bueno, en ese punto me encontraba haciendo una retrospección,  y pude ver de nuevo la escena donde me alejaba de todo por tener más tiempo y dinero para fomentar mis vicios.

    Así que es culpa mía! – pensé – al final como siempre he sido ya la autora de esta desgracia.

    De nuevo  volvía al lapso de “estar en el hoyo”, que no era más sino que mi ser sumido en una profunda depresión, y, aunque pueda sonar gracioso, empezaba a acostumbrarme a ese sentimiento. Las primeras ocasiones en las que me sentí “deprimida”, era tan extraño y doloroso, deseaba con ansías conocer la causa de tal tristeza, de donde venía ese vacío y mayor duda aun, con qué demonios lo llenaba, pasaron día, semanas, meses y cuando pasaron los años entendí que nunca lo sabría, podía apostarle a tantas cosas, pero al final seguía sin una respuesta certera, ¿porque?…

    Así es como en algún punto de mi vida, entre el querer huir y el querer pertenecer, trate de responder esa pregunta con tantas cosas, perdía el interés y lo recuperaba de nuevo, veía mis ganas morir y meses después regresaban, siempre pretendiendo dar una respuesta pero nunca encontrándola, de pronto un día me perdí, me anestesie y mi mente dejo de lidiar con el hecho de estar volviéndose loca, no me concentre en nada, solo me quede ahí sentada, viviendo, observando como mi realidad se distorsionaba y la pregunta del porque se volvía cada vez más y más como un eco que desaparecía lentamente,  y el vacío, bueno el vacío dejo de sentirse, ya no estaba, pero tampoco estaba todo lo demás, no sentía nada en absoluto y por un momento sentí miedo, por mi mente destello el pánico, pero en ese instante algo dentro de mi dijo, déjalo, déjalo correr deja que la droga y el entumecimiento lo cubra todo, no sentirás nada, no sentirás dolor, no sentirás tristeza … y con esas últimas palabras haciendo eco en mi cabeza, me deje caer en un mundo que ya no era el mío…

     

     

    Y como era mi mundo se preguntaran-lleno de desgracia y dolor con una entrañable historia que justifique mis bajos actos y victimice mis más malas acciones- pero no.

    E sufrido como cualquier otro ser humano sobre la tierra, en mayor o menor grado, bueno eso depende de perspectiva, puede a ver sido más feliz- siempre me lo he preguntado y me he respondido a mí misma, si- pero estaba tan ocupada aferrándome a una vida que tenía que cambiar como lo hace todo lo que nos rodea . Con el tiempo entendí mi error, pero (a pesar de que dicen que nunca es tarde para arrepentirse) ya no era ni el momento, ni tenia oportunidad (o al menos así lo creía) de sacar de mi sistema todo el rencor y odio acumulado, toda la culpa (que aunque digan que no es mía así la siento) así que solo me quede ahí, sintiendo como mi ser se llenaba de toda esta porquería que llegue a llamar vida y que jamás removí de mi sistema.

    No pasó mucho tiempo para que todo eso que, yo pensaba solo era psicológico, y podía disimular con una sonrisa o dos, un buen comentario y acciones vanas en familia, se volviese también un problema físico. Todo eso que empezó a acumularse dentro de mi, seguía creciendo y termino por llenarme, sentía que me asfixiaba, que me faltaba el aire y mi cuerpo estaba pasado, me mareaba, me cansaba y no podía dormir, podía sentir como esto no tardaba en desbordar de una forma u otra, hasta que un buen día todo aquello que se encontraba dentro de mí, aquello que pretendí que no me afectaba más, se expandió dentro de mí, como una obscuridad que llenaba cada parte de mí, pude percibir la sensación de pesadez y entumecimiento recorrer mi cuerpo,  como una especia de ardor profundo que pesa y llega a lo más profundo de ti, pude sentir como viajo desde mi estómago hacia mis pies recorriendo mis piernas y volviéndolas pesadas y muertas, como se extendía por mis brazos, los cuales cedieron como si algo tirase de ellos hacia abajo, así que me hinque en el suelo ya que mis piernas no respondían y mis brazos ahora pesaban el doble, cuando llego a mi pecho sentí como lo compactaba, como ocupaba espacio y sacaba el aire de mis pulmones, trataba de inhalar pero no funcionaba, mi respiración se volvió más rápida y en vano ya que sentía como me ahogaba poco a poco, cuando llego a mi cara mi boca se volvió seca  y mis ojos perdían visión, todo comenzaba a ponerse borroso y el pánico tomo control de mi cerebro, me sentía indefensa y perseguida , sentía que alguien veía como me ahogaba y solo se sentaba a esperar que eso terminara conmigo, quería gritar, llorar, pero nada, no podía, quería sentir, tome una navaja que había estado usando para dar punta a lápices de dibujo e hice un corte en mi pierna, no era profundo era superficial, pero dolía, dolía y mi cuerpo reaccionaba hacia eso, mi vista se recuperó y sentí como la primara bocanada de aire llenaba mis pulmones otra vez, realice un segundo corte y el entumecimiento se alejaba, con un tercero sentí como aquello que en un principio de extendía por mi cuerpo, comenzaba a regresar a su punto de partía y se alojaba ahí insensible y esperando de nuevo en la boca de mi estómago , pensé que era una sensación horrible y no quería sentirla de nuevo, pero lo hice, muchas veces , ya no podía contar las cicatrices …

     
  4. i love it

    (Source: crimson-kittens, via a-study-in-benedict)

     
  5. lovemetoinfinity:

    ilytbh:

    smarked:

    cannibalsuxx:

    live-life-tipsy:

    holy shit

    This is so heartbreaking

    broken heart

    crying

    drowning in an ocean of my own tears

    please open the door

    (Source: ghostbucket, via memphismayfirex)

     
  6. photo by randi newport on flickr

    HB!

    (Source: besideyu, via ofmiceandmishaa)

     
  7. -thatmusiclover-:

    Kawaii desu<3

    i love him

    (Source: caraphatash, via belivemeiveseenit)

     
  8. pullthetriggerbitch666:

    i can’t not reblog this.

    (Source: migueloun, via p-a-i-n-f-u-l)

     
  9. high-rollin:

    brichibi:

    untitled-titles:

    i want to cry

    He tried so hard.  And got so far.  But in the end.  It doesn’t even matter.

    OMFG

    love this 

    (Source: onlylolgifs, via makeitnagils)

     
  10. werelivinganightmare:

    vanillafaces:

    The story behind it (again): This is a picture of my arm and my sister’s. She’s the one with the tattoo I’m the one with the scars. I’ve been in a mental hospital for over a year because of selfharm, suicidal thoughts & a depression. Me and my sister always had a really close band. We only had each other but everything changed when I was hospitalised; she was alone and she couldn’t cope with the fact that I was unhappy. She kept blaming herself and tried everything to make me better. She always had to cry when I needed to go back to the hospital. She cried while calling ambulances for me and when she saw my not responding on the bathroom floor. But things got better, because of the hospital but because of her too. I had a reason to live, to exist. I realised I needed to get better because of her. She always told me it was me & her against the world. And believe me we were and we still are. So when I got better I still had all those marks on my arm, it made me sad ofcourse it reminded me of my lows and my demons. My sister saw how it affected my recovery and without I knew any of it she tattooed my birthday on her wrist. I kept asking her why why why. Her answer: ‘You don’t have your own arms anymore so you can have mine’ This picture shows how she pulls me up every time.

    oh my god. this is beautiful

    beautiful <3

    (via everyone-has-scars)